martes, febrero 27, 2024
InicioGobiernoSaludHospital Moscoso Puello vuelve a internar hombre que padece bipolaridad

Hospital Moscoso Puello vuelve a internar hombre que padece bipolaridad

Santo Domingo
Luego de las declaraciones de la familia Burdier de que no encontraba hospital para atender a su pariente con bipolaridad, el Hospital Moscoso Puello acogió nuevamente al paciente que hace una semana había sido dado de alta tras permanecer ocho días interno en ese centro asistencial.

El paciente de 40 años había sido atendido y estabilizado en el Moscoso Puello, pero por su condición requería un tratamiento de electrochoque que no se le ha realizado por presentar taquicardia. Ante esa situación el centro de salud lo estabilizó y le dio el alta con el compromiso de que llevara su tratamiento en su casa, ya que, según el protocolo, la permanencia de los pacientes psicóticos en unidades de salud mental debe ser de corta estadía.

Sin embargo, la familia reportó que éste se negaba a recibir la medicación y descubrió la táctica que utilizaban para que se tomara el medicamento diluido en líquidos. En cambio, se puso más agresivo, agredió a varios miembros de la familia y mantenía en zozobra a sus vecinos.

La encargada Unidad de Intervención en Crisis o Salud Mental del Moscoso Puello, doctora Anya Alcántara, explicó que pacientes como el de la familia Burdier, que además de su diagnóstico de bipolaridad presentan adición a drogas, deben ser llevados a centros que tratan adiciones como Hogares Crea y es responsabilidad de la familia hacer esto, así como que se tome el medicamento.

Corroboró sus declaraciones la directora de la Dirección de Salud Mental del Servicio Nacional de Salud (SNS), doctora Francis Báez, quien aseguró que el hospital Moscoso Puello aplicó el protocolo correctamente y era responsabilidad de los familiares continuar con el ciclo del tratamiento desde el hogar.

Sobre el pedido de la familia de que el paciente se mantenga internado hasta que se sane de su afección cardíaca, requisito esencial para ser sometido a electrochoques, dijo que es violatorio del protocolo hacer esto, ya que las unidades de salud mental de los hospitales son espacios de corta estadía donde se da el alta médica tras estabilizar al paciente y el tiempo de internamiento no debe sobrepasar los 15 días, a lo mucho.

Alcántara dijo «un paciente de salud mental no debe durar más de ahí ingresado porque está comprobado que una estancia larga en algunos pacientes de ciertas condiciones mentales lo que hace es empeorar la viabilidad del paciente. En caso de que el paciente no mejore, generalmente, lo que hacemos es otro ciclo de terapias con el cual el paciente, generalmente, sí mejora».

En tanto que la funcionaria Báez explicó que la adición a sustancias narcóticas empeora a las personas con bipolaridad y dificulta su tratamiento, como es el caso del pariente de la familia Burdier.

«Los pacientes que usan sustancias, y más los que usan cocaína, tienden a tener problemas cardíacos, se dañan la corriente sanguínea, entonces cuando yo le doy una descarga eléctrica (electrochoque) y le pongo anestesia uno de los riesgos es que le dé un paro respiratorio. Yo prefiero amarrar el paciente, ponerle un medicamento, estabilizarlo y entregárselo a familia para que lo siga medicando», explicó la funcionaria con más de 30 años dedicada a la salud mental.

Viviana Burdier confesó que su hermano «consume» mucho antes de que se le diagnosticara la enfermedad hereditaria, porque su padre y dos tíos padecieron bipolaridad.

De su lado, Alcántara advirtió, que de «los pacientes que consumen sustancias, solo uno de 10 se recupera al 100 % y deja el consumo, pero los demás vuelven al consumo tan pronto son dados de alta, esos tipos de pacientes necesitan un lugar de mediana o larga estadía».

Explicó que tras lo expresado por la familia Burdier, que no tiene control de su pariente porque éste vive cerca de ellos, pero solo, lo que corresponde es que sea llevado a un lugar de mayor estadía.

«Pasa que los lugares de mediana o larga estadía en este país son lugares en los que hay que pagar, y hay otros lugares que, a pesar de ser gratis, el paciente va voluntariamente y sale cuando quiere, vuelve a su hogar y empeora», explicó Alcántara.

Prosiguió: «Entendemos el grado de desesperación de los familiares que no tienen los recursos para pagar esos internamientos, pero las unidades de intervención en crisis de los hospitales están diseñadas, por protocolo, para que la estadía sea de 7 a 10 días, lo más que nos hemos quedado con un paciente son 15 días».

La galeno reiteró que esas salas de salud mental no son beneficiosas para los pacientes a diferencia de las personas que desconocen el protocolo de atención en estos casos.

Segundo internamiento
La nueva admisión del hombre, que padece la enfermedad crónica desde los 26 años, es para que sea revisado por un cardiólogo y si sigue siendo contraindicado el electrochoque para él, su familia tendrá que llevarlo a un centro de rehabilitación o un lugar de larga estadía y asumir el costo. La familia Burdier fue orientada sobre cómo proceder.

«Me dijeron que lo lleváramos después a la Fundación Ciudad de Dios, que es la más barata», dijo Viviana Burdier.

La bipolaridad
De acuerdo a Mayo Clinic, el trastorno bipolar es una enfermedad mental que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos emocionales (manía o hipomanía) y bajos emocionales (depresión).

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular


Warning: Undefined array key "widget_id" in /home/periodicosunidos/public_html/wp-content/plugins/td-composer/legacy/common/wp_booster/td_wp_booster_functions.php on line 3030