martes, febrero 27, 2024
InicioGobiernoOpiniónLos partidos no respetan la institucionalidad y la democracia (OPINION)

Los partidos no respetan la institucionalidad y la democracia (OPINION)

El termómetro electoral dominicano pasará  por las  primeras votaciones, que serán para alcaldes y regidores. Ahí comenzarán las alianzas con miras a las presidenciales. La reserva de candidaturas de los partidos indica que se está en pie de negociación.

Esa reserva de candidaturas puede disgustar a los amigos, y traer caras nuevas como aliados. Para la oposición la reserva es un sorbo envenenado que podría provocar dispersión de los que sean despojados de posiciones que pensaban ya estaban ganadas.

El gobierno tiene el mejor pandero para lidiar con esa situación. Puede ofrecer a eventuales aliados candidaturas reservadas, y a los disgustados del frente interno  un cargo en el Estado. Todo resuelto.

Con miras a ir fortaleciendo futuros frentes solidarios, los partidos van a sacrificar a sus militantes. Lo primero será tener aseguradas plazas de síndicos y regidores. Lograr  músculos  para seguir la pelea.

Aunque  de necesidad,  una alianza a nivel municipal no se pueda considerar un acuerdo permanente de ir unidos a las venideras presidenciables. Cada votación tendrá que ser analizada dentro de su propia área de influencias.

Los síndicos y regidores presentan  una relativa importancia, pero en la práctica carecen de fuerza institucional, y doblan las rodillas buscando la asistencia oficial para poder subsistir.

Pero en el golpe electoral, indica fortaleza  blindar el mapa de un solo color,  y puede ser la catapulta que incline la balanza hacia un lado. Sin embargo, cada comunidad tiene sus propios problemas, sus regionalismos y sus amigos y enemigos locales.

A lo interno, los partidos demuestran que no respetan la institucionalidad y la democracia. Primero tienen la reserva, y después, los candidatos son escogidos por encuestas que manejan a su discreción el máximo líder y los cabezas de tendencias.

El dedo de antaño, vuelve a entrar en acción, y para ganar un cargo de regidor, alcalde, diputado o senador se tiene que tener un buen padrino y un talego lleno de papeletas.

En ese mar embravecido no hay transfuguismo, si no subsistencia. Es la línea no del más fuerte, sino del más osado, del que para sobrevivir tiene que  nadar de acuerdo con la corriente,

Es la meta del  que sabe que lo más inteligente es callar y beber la pócima  amarga sin chistar; del que proclama ¡mañana será otro día!, con una mueca de sonrisa que no mitiga  sus dolores internos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular


Warning: Undefined array key "widget_id" in /home/periodicosunidos/public_html/wp-content/plugins/td-composer/legacy/common/wp_booster/td_wp_booster_functions.php on line 3030